Negociación Bancaria

Negociación
Bancaria

La negociación bancaria es un procedimiento extrajudicial de resolución de conflictos, mediante el cual, el negociador tratará de entablar una relación con la otra parte, en este caso, con la entidad bancaria, por cuenta del cliente y en beneficio de éste.

¿Quiénes son los negociadores?

Los negociadores bancarios suelen ser abogados o economistas, si bien podrían tener otra titulación, como ser intermediarios hipotecarios.

BENEFICIOS E INCONVENIENTES DE LA NEGOCIACIÓN

  • Los beneficios de la negociación, sin duda son el ahorro procesal que supone para el cliente. A la hora de tramitar un proceso judicial, el cliente acarrea con los gastos del proceso, tanto de abogado como de procurador. Los honorarios del negociador, en todo caso, son muy inferiores.
    Asimismo, el tiempo que transcurre desde la demanda hasta la resolución judicial firme también es muy superior al que podría suponer un proceso de negociación medio (3-6 meses dependiendo del caso y del objetivo).
  • Los inconvenientes de la negociación son básicamente la dependencia a factores externos a la voluntad del cliente y del negociador, como son, la confianza con la oficina, el tipo de banco y la diligencia del personal bancario. También hay que tener en cuenta que determinados procesos negociadores ultiman con procesos judiciales, por lo que se sumarían los gastos de la negociación a los gastos del proceso judicial (aunque aquí cabe apuntar que si el negociador era abogado puede llegar a negociar con su cliente los honorarios posteriores).

Concursos de Acreedores

El Concurso de Acreedores se concibe como un instrumento jurídico destinado a solventar los problemas de liquidez del Empresario que se encuentra ante la imposibilidad de atender el pago corriente de sus obligaciones; es decir, que no puede pagar la generalidad de sus deudas a sus vencimientos.
Por lo tanto poco o nada tiene que ver con el desbalance o con sus recursos propios positivos o negativos. Tiene que ver con la solvencia, entendida como aquella situación en la que el empresario puede pagar sus deudas a su vencimiento ya sea con recursos propios o ajenos. Si no se puede pagar de una forma generalizada, se esta en situación concursal.
El Concurso de Acreedores esta diseñado por el legislador para dar, como respuesta natural a los acreedores, la presentación y negociación de un Convenio que permita pagar a los acreedores y a la vez se consiga la continuidad de la empresa.

¿Alguna pregunta?

¡Te Asesoramos!

Déjanos tus datos y buscaremos la mejor solución